Descargar Placer Ilicito de Blanca Rios novela en EPUB | PDF | MOBI

Argumento de Placer Ilicito de Blanca Rios novela

La sinopsis de Placer Ilicito de Blanca Rios novela

Placer Ilicito de Blanca Rios novela pdfPlacer Ilicito de Blanca Rios novela pdf descargar gratis leer online JoyreadContemporáneo
Campus
Amor prohibido
Venganza
Traición
Billonario/Billonaria
Dios griego/Diosa griega
Psicópata
Amante
Arrogante
Posesivo
Dominador
TorcidoCapítulo 1Mi primer año como universitaria y hasta ahora sigo muy emocionada porque al fin haría de mi vida lo que quisiera y mis padres no estarán encima como antes que ni siquiera me dejaban en paz cuando estaba con mis amigos. He salido de fiesta, hago todo a mi ritmo sin que me presionen Bueno, si soy algo reservada pero no como para disfrutar una buena fiesta con amigos, por supuesto que salgo pero tampoco significa que echaré mi futuro por la borda, estudiar medicina y convertirme en doctora siempre fue mi sueño y lo voy a cumplir. —¡Mey! —al escuchar los gritos de mi amiga aproximándose me hacen cerrar los ojos mientras tenso mi mandíbula porque cuando grita de esa forma es porque es alguna fiesta —Aquí estas. —No. —dije de inmediato —Pero no he dicho nada mey. —ella es la unica que me llama Mey, me llamo Maya pero ella me dice Mey. —¿A que no adivinas? —fruncí el ceño cuando mi mejor amiga entrar a mi habitación y lanzarse sobre mi cama. —Acabas de arruinar la ropa que acabo de doblar —bufo molesta —rueda sus ojos —¿Qué?… —Hay una fiesta espectacular en la casa de mi novio. Debes vestirte como una sexy mujer si quieres acostarte con alguien esta noche. —¿Esta noche?. No no puedo… tengo un examen de admisión. —Deja de ser mojigata. —si, sigo siendo mojigata, un poco. —No me vas a fallar… le dije que invitaría a una amiga muy especial… te lo juro. Ni siquiera sabía que tenia novio, decirle no a ella era como hablar con un mono que no entiende nada de lo.que digo, erika es mi amiga desde la secundaria, hemos tenido nuestras bajas pero siempre terminamos comiendo helado y hablando de nosotras mismas. Al final aunque ella me insistiera le dije que no podría ir ya que era esencial este examen, cuando al fin terminé de organizar todo, vi que mi amiga dejó su celular cuando vino a mi para que le prestará mi kit de maquillaje —Tenía varias llamadas perdidas de un numero que desconozco. “Amor, ya estas qui porque tengo ganas de hacerte gemir toda la noche” Ladeo una sonrisa ya que en verdad ella tenía su noche lista para la acción. “mierda, y yo aquí de monja pensando que debo estudiar”. No me pude resistir, así que decidí ir a dejarle el celular hasta la fiesta, llamé a mi novio para que me ayudara con esto pero dijo que tenía entrenamiento y que no podría esta vez. Al llegar a la fiesta por supuesto que no esperaba que una fraternida completa estuviera aquí “si es que no hay mas”. Busqué a mi amiga por todas partes, pero no la encontré con los demás en la fiesta, no tenía idea de que la fiesta sería en una enorme mansión, de haberlo sabido habría venido aunque sea un rato al menos. Escuché unos gemidos que provenían de una habitación, conocía su voz perfectamente para saber que era ella así que toqué varias veces pero ellos no salieron, vi que había una mesita a la par de la puerta así que abrí un poco para dejar su celular ahí, pero sin querer la puerta se abrió más de lo que debía y la vi, pero cuando la vi mi mundo se desmoronó cuando vi que estaba cogiendose a mi novio, me quedé paralizada cuando los vi, ellos ni siquiera notan mi presencia, solo gimen mientras están teniendo sexo, el la sostiene de sus caderas mientras la embiste por detrás. —¿Quién anda ahí? Todo este tiempo me vieron la cara, ¿Por cuánto tiempo? No lo sé. Solo sé que mi mejor amiga me estuvo engañando todo este tiempo, a mis espaldas se veían para esto… “Entrenamiento”… no hice mas que reírme porque fui estúpida en creer que me esperaría. Antes de que se dieran cuenta de que estaba aquí, cerré la puerta y salí corriendo mientras los veo en mi cabeza sin cesar, mis lágrimas no cesan, el nudo en mi garganta es tan grande que quería explotar, al ver un club en el camino me detuve y pagué para entrar sin importarme nada, solo quería desahogarme, estar a solas. —¿Ya sabe lo que quiere? No respondí y le dije que me diera lo más fuerte que tuviera, el sujeto me una sonrisa torcida y solo dijo “Bien” Sentía mi corazón despedazado porque confíe en personas que se reían de mi. “amiga” soy tan estúpida en creer que en verdad no le importaba el sexo, supongo que sigo siendo ingenua, podía esperar cualquier cosa de él, pero de Erika jamás, éramos amigas desde la secundaria… ¿Cómo pudo hacerme esto? —Soy una completa estúpida. inclino mi cabeza hacia tras mientras siento que en cada segundo que pasaba sentía un dolor agudo en el pecho. Cuando ya me sentía tan ebria, salí del club, creo. El lugar estaba lleno y es la primera vez que entro. No entiendo todo está oscuro, abrí la puerta y es como si no había luces.. —ahí mierda!!… Me quedé paralizada cuando vi que no era la salida si no una habitación y que había un hombre de espaldas, era enorme, estaba desnudo su torso, traía solo un pantalón, cuando sus ojos me vieron, mi cuerpo se estremeció haciendo pasar saliva, un hombre de unos treinta y tantos me mira como si fuera presa Mis labios temblaron cuando sonrió de lado. —Yo… Mi cuerpo no reacciona ni porque se estaba acercando a mí. Retrocedo asustada y el con una mirada me hizo temblar como gelatina. Desabrocha los botones de mi blusa, su mano sujeta mi cuello y sube mientras su pulgar se pasea por mi labio inferior —Se tardaron mucho… El aire me abandona cuando escucho su voz ronca, “es como un maldito dios” “maldicion di algo Maya” —Yo… me equivoqué de puerta. Tiemblo y cierro mis ojos cuando hace presión en mi cintura, siento su aliento golpeando mi cara, mi rostro estaba calentandose demasiado cuando veo su rostro a tan solo centímetros del mío. —¿Crees que te vas a ir?. Me quedé paralizada cuando su mano sube lentamente hasta mis senos y los masajea, sus labios estaban sobre los míos y al no sentir que respondo su beso me muerde y fue cuando sentí que estaba perdida porque le correspondí Me desperté abruptamente, y cuando me vi desnuda en la habitación que creí que había soñado, mi alma abandonó mi cuerpo y más cuando me levanté y vi que había sangre en la cama, pero había algo extraño en mi, no sentía remordimiento alguno por lo que pasó, es más, lo disfruté Al regresar a los dormitorios y ver a mi supuesto novio con una enorme sonrisa en sus labios, recordé la razón por la que había terminado en ese lugar. —Quiero que vengas conmigo a casa. —¿No era que tus padres me odian?. —Es una reunión familiar y… no quiero ir solo Tenía unas intensas ganas de reprocharle todo y golpearlo hasta quedarme sin aliento por ser un desgraciado que se burla de mi a mis espaldas, y por supuesto mi “Gran amiga” no se queda atrás, pero se me ocurrió algo mejor así que acepté ir con ella a la cena familiar, conozco a su madre y a su padrastro y cuando les diga frente a todos la clase de imbecil que es, será la peor humillación para alguien de su “clase”, y todos vean lo que es, yo seréla única víctima frente a su familia Cuando estaba arreglandome como siempre tratando de que me vea como ella, erika metió sus narices donde no la llaman y me vistió de una forma poca presentable para la exigente familia de mi “novio”. Le seguí el juego, íbamos buscando a su familia y cuando la vi, me acerqué a ellos jalando apresuradamente a Lucas. Ellos se alegran de verlo pero cuando me ven a mi, hacen un gesto de amargura” es en ese momento justo cuando tenía el valor de hablar pero me detuve cuando escuché esa voz mis espaldas saludando a mi novio —¡Papá! —Lucas se aleja de mi. Giro sobre mis talones y mi alma se congela cuando lo veo con estos ojos que comeran algun dia los gusanos —Al fin llegaste. Me quedé petrificada mientras proceso que mi novio lo acaba de llamar papá.

Placer Ilicito de Blanca Rios novela enlaces:

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.