Descargar Esclava del Vampiro de Blanca Rios en EPUB | PDF | MOBI

De que tema va Esclava del Vampiro de Blanca Rios

La sinopsis de Esclava del Vampiro de Blanca Rios

Esclava del Vampiro de Blanca Rios novela pdfEsclava del Vampiro de Blanca Rios novela pdf descargar gratis leer online JoyreadContemporáneo
Amor y odio
Alma gemela
Traición
Vampiro/Vampira
Demonio
Belleza inusual
Ricos
Doncella
Concubina
Arrogante
Posesivo
DominadorCapítulo 1Los cambios en la vida pueden ser para bien o para mal, a veces las decisiones de un padre pueden llegar a cambiar el destino de su hija, eso es lo que trataba de hacer el padre de Serena, quería lo mejor para su hija, aunque eso signifique que su hija lo odie por ello. —Porque tengo cambiar todo solo porque a tus jefes se les da la gana de enviarte a un pueblo de mala muerte. —Hija, es una gran oportunidad para nosotros, —dijo su padre emocionado porque lo habían ascendido en cambio Serena maldecía a sus superiores porque le arruinaron la vida—Pasaré menos tiempo en casa, pero el pago será bueno como sheriff del Burkecsville, ya verás que amaras este pueblo. Serena no pensaba lo mismo, sus amigos, todo lo que conocía lo dejó en San Francisco para mudarse a un pueblito que poco a poco es consumido por la naturaleza, cree que es estúpido pensar que hay futuro para alguien como ella en un lugar como ese «Seguramente su jefe le lavó el cerebro a papá» Cambiar de escuela es algo que no le agrada ni un poco a Serena ya que la pone más nerviosa, no quiere ser la típica chica de la que todos se burlan por ser la nueva, para ella seria genial que fuera como en las películas o series que ha visto donde la nueva es segura de sí misma y que no les teme a los problemas, pero ella no es así Suelta un suspiro decepcionante porque esta es su triste realidad. Si hay un problema, Serena sale corriendo más rápido que “flash” porque incluso sus amigos sabían que es la primera en salir huyendo de cualquier conflicto, es extrovertida pero cuando siente la confianza en sí misma, pero con los extraños se siente intimidada, es de esas que son inexistentes para todos y que solo tiene una o dos amigos nerd Al ver el rótulo “Bienvenidos a Burkecsville” sus manos se aferran al cinturón de seguridad porque después de horas de viaje en auto habían llegado a lo que ella llama su “maldición”. —Y he ahí nuestra casa —el señor Hernández veía con tanta felicidad la casa que estaba frente a ellos a un costado izquierdo—Vamos Serena. El entusiasmo en su voz era notorio, pero Serena solo quería que fuera una horrible pesadilla, sus ojos observan los alrededores, solo había un vecino al otro lado de la calle, pero la casa estaba frente de la suya, pero al parecer, estaba deshabitada. «¿Qué fue eso?» Los ojos de Serena se quedan fijos en una de las ventanas de la casa, juraba haber visto algo moverse dentro de la casa abandonada. —Genial —masculla Serena con molestia la emoción de mis palabras —Solo llevo unos minutos aquí y ya me estoy volviendo loca —Serena—el señor Hernández la abraza y besa su frente —Se que no es lo que esperabas, pero ya verás que te gustará las libertades de vivir aquí. —¿Que? ¿Me dejaras salir sola? —Puede que sí, de todos modos es menos peligroso que en la ciudad —«eso es lo único bueno que tendré de aquí porque en la ciudad papá era el que iba por mí después de salir de clases» —Después de todo, ¿que podría pasar en un lugar como éste? En la ciudad, Serena siempre le reprochaba a su padre el que sus amigos se fueran caminando a casa y ella no. —Claro. Serena estaba inquieta, ya que es su primer día de clases, caminar por los pasillos mientras todas las miradas caían sobre ella, la tenía con los nervios de punta. «¡Quiero salir de aquí!» Todos la miraban de diferentes formas, como si fuera una criatura que salió del mar o como si tuviera algo extraño como una enfermedad contagiosa «Ignóralos, Serena, ignóralos» Mientras estaba en clase, Serena escucho leves risas de parte de sus compañeros y cuando volteaba a ver a su alrededor, ellos fingían que escuchaban al profesor. «Como odio este lugar» Saliendo de clases, caminó tranquilamente por unos minutos hasta que sintió que alguien la empujó intencionalmente por suerte sus reflejos fueron rápidos y pudo sostenerse del marcó de puerta antes de caer. Al ver a los que intentaron humillarla, vio a un grupo de chicas. —Ups, no te vi. Ellas se fueron riéndose, conoce muy bien lo que estaba pasando, lo vio en su anterior secundaria porque hacían lo mismo con los nuevos, la han elegido como su entretenimiento. —No les prestes atención —él cuerpo de Serenase paraliza cuando observa al chico que le ofrece su mano «Es lindo» —Solo son unos tontos que no saben cómo comportarse. —Si lo sé, solo porque soy la nueva. «¡No puede ser, es tan hermoso que no me la creo» —Soy Oliver —Serena se encuentra inmóvil observándolo fijamente —¿Segura que estas bien? —Perdón, —estaba incrédula de que estuviera hablando con un chico lindo como él —Soy Serena. «¡no puede ser hice un amigo y es el más guapo que he visto!» —Habrá una fiesta en los cultivos de los Wenssel, ¿te animas a ir? «¿Qué?,¿Acaso me está invitando como a una cita?» Le pareció extraño que la invitara de forma repentina. —No lo sé… —Si somos amigos, no deberías rechazar mi invitación. «Ya decía que era muy bueno para ser cierto» —OK, —fue decepcionante para Serena ya que era una salida de amigos. —Paso por ti a las siete. Se marcha dejando su corazón ilusionado y con una decepción en ella porque creía que solo su mente, en su imaginación alguien como él la invitaría a una cita Cuando llegó a casa, su papá no estaba, dejó una nota que llegaría tarde porque tenía doble turno «¡Genial!» consideraba que era una suerte para ella ya que podría volver a casa sin que sepa que salí. Podrían imaginar lo nerviosa que estaba, se encontraba a solas con un chico lindo dentro de su auto, «dios ayúdame con estos nervios» «porque se ve tan bien, acaso no estaré siendo ingenua» mueve su cabeza en negativa para quitar esas tontas ideas de su cabeza —Llegamos. —su sonrisa era deslumbrante la contagia de inmediato, su corazón da un vuelco de ansiedad cuando lo ve aproximarse a ella de forma tan amenazante como si fuera a besarla, las mejillas de Serena de enrojecen y espera que haga su movimiento. —Tenías una basura en el cuello Serena palidece aún más de la vergüenza y estaba segura que su cara tomó otro color porque estaba imaginando cosas que no pasarían jamás. Lo siguió detrás y al solo llegar se percata de que es popular, tan popular que todos sabían quién era y cuando me veían a ella se preguntó a si misma «¿Qué demonios hago aquí?, había algo extraño, todos traían guantes de látex» —¡¡Es hora de comenzar la iniciación!! Todos gritan emocionados poniendo más nerviosa a Serena. Al darse cuenta de lo que estaban por hacer sin pensarlo se dio la vuelta para salir corriendo, pero Oliver la detuvo —¿A dónde vas Serena? La fiesta recién comienza y tú eres la invitada especial que todos esperábamos, ¡¿No es así chicos?! Cuando dijo eso el corazón de Serena latía desenfrenadamente, gritaba aterrado porque planeaban algo con ella y no sería nada bueno. —¡Muchachos traigan la caja! —¡No, no, espera…! —Bienvenida Burkecsville Serena. —susurró con burla. —¡Háganlo ya!. —¡Noo!… Todos comenzaron a arrojarle basura que olía a muerto mientras llorando se agacha para cubrirse de ella, sintiendo tanta repulsión por lo asquerosa que es, se odiaba así misma por haber confiado en una cara bonita. Llena de rabia, cuando vio su oportunidad salió corriendo, cuando se vio en medio del bosque, se detuvo, se encondió detrás de un árbol, sintió el hedor que se desprendía de ella por la basura que le arrojaron. Rechinando sus dientes comenzó a llorar colérica. Después de llorar comenzó a caminar buscando la carretera pero estaba perdida, no podía salir del bosque. El crujir de unas ramas al ser pisadas por alguien llama la atención de Serena, el miedo la invade ya que el bosque es mas tenebroso y sombrío por la noche. Sintió que algo la estaba acechando desde la oscuridad. —¿Hol… «Mierda, no. Como demonios se me ocurre hablar» A lo lejos pudo ver que algo se movió entre las sombras, las ramas en el suelo crujen con mas frecuencia, Serena entrecierra sus ojos mientras observa un punto fijo, totalmente paralizada observa un par de ojos rojos

Aqui tienes los enlaces de Esclava del Vampiro de Blanca Rios

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.