Descargar La Salvación de mi Alfa de Aubrey Marcil en EPUB | PDF | MOBI

Argumento de La Salvación de mi Alfa de Aubrey Marcil

La sinopsis de La Salvación de mi Alfa de Aubrey Marcil

La Salvación de mi Alfa de Aubrey Marcil pdfLa Salvación de mi Alfa de Aubrey Marcil pdf descargar gratis leer onlineDamien Woodruff no es ajeno a la pérdida. Como un Lobo Blanco raro, ha experimentado más aislamiento y muerte que la mayoría, pero eso no le impide intentar encontrar al asesino que le ha quitado todo lo que ha amado. Lo que no espera es encontrarse con la investigadora sobrenatural y bruja exiliada, Olivia Thompson, que está buscando al mismo asesino.
La decisión es obvia. Encontrarán al asesino más rápido si trabajan juntos. Sin embargo, este no es uno de los casos tradicionales de Olivia. Sin saberlo, se sumergen en una investigación que llevará sus mentes y cuerpos al límite. Pero no todo es oscuro y peligroso. Se dan cuenta de que el caso los ha acercado más de lo que esperaban originalmente. Pero sus posibilidades de sobrevivir lo suficiente para explorar eso se reducen a medida que la investigación los acerca al asesino que han estado buscando todo este tiempo._Bajo la luz de la luna, kilómetros de árboles protegen a un pequeño lobo marrón para que no sea visto. Los ojos marrones del animal iluminan su visión nocturna. Esta noche, el lobo busca su comida. Ella mira a su alrededor, buscando cualquier vida cerca. Hasta ahora nada.
No muy atrás, un lobo alto y blanco se encorva detrás de un arbusto para esconderse y observar. Da cada paso con aplomo y delicadeza para evitar ser detectado. A medida que el lobo marrón avanza, también lo hace el lobo blanco.
Mira a su alrededor frenéticamente a todos los árboles altos y siniestros en todas las direcciones. El viento está ahora con toda su fuerza, golpeando contra él. Está perdiendo el aliento por el agotamiento. Tropieza junto a un árbol, pero se recupera. Mientras mira sus manos, sus garras de entre sus nudillos callosos están ocultas, listas para ser usadas en un alma desafortunada. Él gruñe y continúa.
El lobo marrón mira hacia atrás para ver si hay algo allí. Siente que hay algo cerca, pero no se ve nada excepto los kilómetros de árboles del bosque.
Han pasado diez minutos hasta que el lobo marrón se encuentra con algo sustancial a veinte metros de distancia: un ciervo. Se pone en cuclillas, se queda quieta y mira mientras el ciervo sigue caminando, sin darse cuenta de que su vida termina en segundos.
El lobo marrón se arrastra más cerca, concentrándose en no hacer un solo sonido. Mucho más cerca, el lobo blanco la refleja. Sus ojos están solo en la contraparte marrón delante de él.
Ella se empuja, lista para abalanzarse y atacar al pobre ciervo. Un segundo antes de que haga su movimiento, algo pisa los palos cerca del ciervo. El depredador, la presa y el acosador se detienen. Todos miran a su alrededor y todos ven al grupo de lobos negros frente al venado.
El venado inmediatamente corre y el lobo pardo lo persigue. Los lobos negros corren hacia su nueva presa. El lobo blanco salta a la acción, corriendo junto al lobo marrón. Mira al blanco a su lado y gruñe. Uno de los lobos negros la prueba y está a centímetros de agarrar sus piernas. El lobo blanco se da cuenta y se abalanza sobre el lobo y luchan, dejando a todos los demás mirando. El lobo blanco arroja al lobo negro con la boca hacia el grupo. Todos los lobos negros van por el lobo blanco. El lobo blanco le ladra al lobo marrón. Ella espera un momento pero luego sale corriendo.
Ella sigue corriendo y corriendo hasta que está en un campo abierto. Instantáneamente, se convierte en humana, conteniendo las lágrimas.
«¿Dónde estás?» Un hombre grita desde el bosque. Camina desde el bosque mientras su pelaje blanco se convierte en una piel humana normal. «Cariño, me alegro mucho de que estés bien». Él suplica.
Él se acerca a ella, pero ella lo empuja. Ella grita: “¿Por qué? Sabes que pueden olerte a millas de distancia. Te dije que no vinieras más conmigo. ¡Podrías haber muerto!” Ella pisotea dentro de la casa, dejándolo solo en los campos abiertos.

La Salvación de mi Alfa de Aubrey Marcil enlaces:

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *